casa
¿Qué es la etiqueta que llevan todos los aparatos electrodomésticos que quiero comprar?

La etiqueta energética es una ficha destinada al consumidor que resume las características de un producto, en particular su gasto energético, con el fin de facilitar la elección entre los diferentes modelos.

La eficiencia energética de los aparatos se evalúa en términos de clases de eficiencia señalados de la A +++ a la G. La clase A +++ es aquella con un rendimiento óptimo, la G la menos eficaz. Se ha de tener esta clasificación muy en cuenta a la hora de adquirir un aparato o electrodoméstico.

La etiqueta del aire acondicionado es diferente…seasonal-efficiency_3

Las etiquetas energéticas deben contener información adecuada al aparato o electrodoméstico al que hacen referencia, por lo que están adaptadas a cada sector. En cuanto a los aparatos de aire acondicionado se actualizó la normativa de su etiquetado (introducido por la Directiva Europea 2002/31 / CE), ofreciendo al consumidor los valores de SEER (factor eficiencia energética estacional enfriamiento) y SCOP (calentamiento). Con estos valores se pretende tener una estimación más realista de los datos del aparato y poder así atribuirle su clasificación energética.

Cuanto más alto el EEI y el COP, mejor rendimiento tendrá nuestra máquina, y mayor clasificación energética obtendrá.

 

¿Y qué pasa con la ACS (agua caliente sanitaria) o caldera?

La Directiva sobre el diseño ecológico – Ecodesign (ErP / Energy-related-products), es una normativa europea obligatoria a los 28 estados miembros del área de influencia económica de la Unión Europea, que define:

– Los niveles mínimos de eficiencia.
– Las emisiones máximas de NOx (óxidos de nitrógeno).
– El nivel de ruido para bombas de calor, bombas de calor ACS, termos eléctricos, calderas eléctricas y cogeneración.
– El nivel máximo de pérdidas térmicas en los depósitos de ACS.

A partir del 26 de septiembre de 2015 todos los países de la Unión Europea adoptaron las nuevas directivas de eficiencia energética ErP y ELD por los equipos productores de calor, calderas y depósitos de ACS. Gracias a esta directiva, es más fácil seleccionar los productos más eficientes.

 

Pero los pisos y edificios, ¿también tienen etiquetas energéticas?

Pues sí, el certificado de eficiencia energética de edificios, según la normativa actual, es obligatorio tenerlo para todos aquellos inmuebles que se quieran alquilar o vender. Para el propietario, además, aportará un valor añadido al proceso de compra-venta, dando un claro avanatge hacia los competidores, sobre todo en aquellos edificios o partes de ellos con una clasificación más eficiente. Este certificado será emitido un certificador cualificado para tal.

 

¡Disfrutad de los beneficios de una clasificación energética A+++!

 

 

 

 

 

 

Fonts: Idae, Panasonic, Minetad, Wikipedia, Junkers