Las 10 claves para ahorrar en calefacción:

  • Ventanas con doble cristal. Las ventanas son la principal vía de escape del calor interior. Un buen aislamiento (tanto en los cristales como en los marcos) en estos puntos es básico.
  • Ventilar los cuartos máximo 10 minutos. Este tiempo es suficiente para conseguir la renovación del aire. Intentar hacerlo en horas de luz o sol directo.
  • Bajar las persianas del todo por la noche, subirlas en horas de luz solar, con las cortinas abiertas para dejar entrar todo el calor posible.
  • Mantener en buen estado los radiadores y la caldera. Como en todo, un buen mantenimiento implica mejor funcionamiento y mayor eficiencia. Sería ideal una buena revisión una vez al año, antes de la llegada del frío.
  • Considerar la temperatura óptima de cada estancia, en cada momento. Por ejemplo, por la noche, podemos bajar unos grados ( tener unos 17ºC serían suficientes). Cada grado de más, incrementa hasta un 7% el consumo según algunos estudios.
  • No poner ropa húmeda a secar encima de los radiadores.
  • Elementos téxtiles, com alfombras o cortinas, pueden ayudar a evitar pérdidas de calor por puertas, ventanas o suelo.
  • Mantener los radiadores libres de obstáculos o muebles que puedan dificultar la transmisión de calor.
  • Tapar posibles fugas, como por ejemplo debajo de las puertas, agujeros, etc. Buscar soluciones para evitar estas fugas (por ejemplo, si tenemos un extractor en funcionamiento, cerraremos la puerta de esa estancia durante su uso).
  • Instalar válvulas termostáticas a los radiadores.

 

En Valcárcel podemos ayudarte a ahorrar hasta un 30%. Nuestro objectivo es tu bienestar. Te instalamos el control domótico de tu calefacción: podrás controlar la temperatura exacta de cada habitación, podrás realizar programaciones semanales, podrás ventilar tranquilamente, ya que el sistema detecta solo que una ventana está abierta y bloquea la pérdida de calor sin que tú tengas que hacer nada, podrás definir las zonas de tu casa que prefieras más cálidas, y además, podrás hacer todo eso a través de tu móvil o tablet, ¡desde donde quieras! ¿Necesitas más motivos? No hace falta hacer obras, es un sistema muy fácil de poner y que no necesita mantenimiento. Tengas la caldera que tengas, radiadores o suelo radiante, lo adaptamos a tus necesidades.